Centro de Rehabilitacion Cristiano

¿Cuándo fue la última vez que te miraste al espejo y viste a una persona que reconocieras? ¿Cuándo fue la última vez que te sentías seguro estando solo, protegido? Las adicciones deterioran tu autoestima, causan problemas interpersonales e intrapersonales. Aunque si bien en algún momento sentiste el éxtasis o el gran placer que produce una sustancia, es tan sólo por unos segundos. Con el pasar del tiempo, el placer se vuelve problema, y podría ser fatal.

¿Sientes que las personas que amas y son queridas para ti las has alejado? ¿Sientes que tal vez no te comprenden y por eso se han alejado? La realidad no tiene que ser tan dura y desolada. Recupera tu vida, a tus seres queridos, y sobre todo a tu futuro. Empecemos primero con la comunicación. Si, tienes una adicción, pero no ahí no termina tu vida. Reencuentra tu vida, tu energía, tus metas, todo en nuestro centro de rehabilitación cristiano.

No estás solo, es lo primero que debes saber. En Oasis, tú estás primero. Las adicciones no se curan solas, ni con el pasar del tiempo. Las adicciones se curan cuando tienes el apoyo de tus seres queridos y de un equipo de gente preparada para que en cuerpo y mente estés sano una vez más.

Reencuéntrate contigo mismo y con tu fé. Muchas veces ya habrás escuchado que la Fé mueve montañas. ¿Qué tal transformar tu vida? Juntos podemos hacerlo, acércate. El amigo incondicional que todos necesitamos, acércate a tu fé y a nuestro equipo de profesionales. Estarás cómodo en tu habitación y haciendo actividades por todo el centro de rehabilitación como recibiendo masajes, pedicuras y manicuras. Verás que la vida cambia y que conocerás partes de ti que pueden sacarte adelante en una situación como ésta.

 

Comments are closed.