Opiáceos o Narcóticos

Hay todo tipo de sustancias en el mundo que tienen diferentes efectos en el cuerpo humano. Así como el alcohol es un depresivo que alenta nuestros movimientos y reacciones, los opiáceos o narcóticos tienen efectos como agresión, pérdida de la memoria, falta de apetito, deterioro en poder pensar claramente, cambios drásticos de humor, y sobre todo, son altamente adictivos.

Cuando el cuerpo se vuelve adicto a una sustancia, es una situación peligrosa. Dejar la sustancia puede significar una descompensación física que termine en el hospital, pero continuar, deteriora tanto el organismo que resulta en lo mismo: hospitalización o muerte. Entonces, como adicto, te ves encerrado en un punto que no puede ni hacerte para atrás ni para adelante. Es por eso que es tan importante buscar ayuda profesional.

En la cultura general, los opiáceos o narcóticos pueden ser sustancias como la heroína, y codeína, que son derivados del opio. Se consumen ya sea natural o sintéticamente, inyectado, oral u absorbida vía nasal. Al recurrir a la ayuda profesional como nuestro centro de rehabilitación Oasis, nos aseguramos que tu adicción no sólo sea eliminada, pero que también se haga de una forma adecuada. Como se menciona arriba, no podemos dejar una sustancia de la noche a la mañana, le es dañino al cuerpo humano. Sin embargo, en Oasis te ayudamos a la desintoxicación al darte un cóctel de narcóticos rebajado. Esta dosis se rebaja diariamente hasta llegar al punto en que tu cuerpo ya no es dependiente.

¿Y ahora bien, qué otros problemas me puede traer el consumo de narcóticos? Pues bien, además del peligro real ante tu cuerpo causado directamente por el abuso de la sustancia, prácticas como compartir jeringas, y más puede también provocar que te contagies de una enfermedad de transmisión sexual (o en este caso por compartir artículos de uso íntimo). No te arriesgues, mejor busca la ayuda y apoyo de tu familia y profesionales. Recupera tu vida en Oasis.

 

Comments are closed.